Bledo

Me importa un bledo que todos la llamen maleza. Si es nutritiva y fácil de cultivar, para nosotros vale la pena tener esta planta en la huerta. El bledo es el primo invisible del famoso amaranto, reconocido por sus innumerables nutrientes y beneficios. Pero esta planta noble y poco exigente posee riqueza en proteínas, sin mencionar que en 100 gramos de hojas secas podemos encontrar más de 3.000 mg de Calcio, 73 mg de hierro, 673 mg de magnesio y más de 2.000 mg de potasio. (Duarte, 2020). Además se siembra sola (de allí que todos digan que es una maleza), crece rápido, no necesita mucha agua, es una excelente planta trampa (los insectos se la comen a ella y no a tus otros cultivos), es una excelente cobertura vegetal y no necesita ser abonada. En Colombia suena rara la idea de comerse una planta que crece entre el asfalto y en las avenidas más concurridas, pero no debemos olvidar que las PANC son un concepto local y que resulta estratégico dar una mirada a otras latitudes. Por ejemplo, el bledo es conocido en México como «quelite» y es un excelente acompañamiento de muchos platos típicos cocidos. «haga de cuenta que es una espinaca» pero jamás olvide que como otros alimentos (como la papa o la yuca), las hojas de bledo requieren calor para ser consumidas y aprovechar su potencial alimenticio. ¿Y a ti te importa un bledo? Comparte esta publicación con tus amigos y demostremosle al mundo que el bledo debería importarnos. RECOMENDACIÓN: Si ves un bledo creciendo en la calle o una área fumigada recuerda no comer de esas hojas pues pueden estar contaminadas. En cambio, recolecta las semillas y simplemente tiralas en una maceta para que al pasar de unos meses puedas cosecharlas. Entre menos cuidado, mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *