La lavanda

La lavanda. Una planta que se cuida «casi» sola.

La lavanda inglesa o la #lavandulaangustifolia es una planta xerofila (es decir que aguanta muy bien la sequía) y nació para contentar a los huerteros más experimentados y a los sembradores principiantes.

De hecho, es una planta multiproposito que cualquier persona querría tener en su casa.

Atrae a abejas y mariposas, emana un refrescante olor mentolado, aporta un suave color púrpura a postres y ensaladas y como si fuera poco contiene varios principios activos y medicinales que ayudan en la sanación de afecciones en la piel, además de sus usos en la conciliación del sueño, relajación de la conducta y efecto de sedación. (estos últimos efectos comprobados por vía científica gracias al trabajo de Lopez naranjo et al)

¿Qué más le podemos pedir a una planta? La lavanda en definitiva ingresa a nuestra lista de #plantasguerreras a prueba de sequías y principiantes

¿Te animas a tener aromáticas en casa? ¿Qué otro uso le conoces a esta planta? Esta será una de nuestras plantas invitadas en nuestro curso de siembra de plantas aromáticas y medicinales. Más información en el link de la Bio. Ahh y no olvides etiquetar a tu amigx el de la mala mano para ver si se anima a empezar de nuevo con la lavanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *